Llamarme

Mantenimiento de tractor

Si estás leyendo esto es porque probablemente ya te dediques a la agricultura o estés pensando en ser joven agricultor. En cualquier caso, este artículo te vendrá muy bien para tener unas nociones básicas de los aspectos generales que debemos tener en cuenta para realizar un correcto mantenimiento de los tractores.

Un buen mantenimiento conseguirá que nuestras máquinas tengan una vida más larga, pero además, también conseguiremos un mejor rendimiento durante la misma. Veamos:

Paso 1. Conocer nuestro tractor

Lo primero y más importante de todo es que conozcamos nuestra máquina. Lo ideal sería que tuvieras a mano el manual de usuario para saber dónde está ubicados los filtros, los tapones del aceite, las cargas hidráulicas, etc. Además, hay algunos modelos que son más delicados y el fabricante aconseja utilizar algunos aceites en concreto para no dañar el motor. Esta información vendrá reflejada en el manual. Si por cualquier circunstancia no dispones del manual, puedes acceder a la página web del fabricante y descargarlo en PDF.

Paso 2. Presión de los neumáticos

Como ya sabemos, los neumáticos de los tractores son muy resistentes y pueden durar muchísimo tiempo. Pero si queremos maximizar la vida útil de los mismos y no maltratarlos, es conveniente que revises la presión a la que se encuentran las ruedas. La presión nominal aparece en la banda lateral del neumático.

Con un manómetro podemos medir la presión que tienen y si se aproxima a la nominal. De todos modos, debemos saber que depende qué tipo de trabajos vayamos a realizar, la presión deberá ser más alta o más baja. Por ejemplo, si vamos a trabajarlo por carretera, la presión deberá ser mayor. En cambio, si vamos a trabajar en el campo, debemos bajarle la presión para que se adapten mejor al terreno irregular.

Paso 3. Revisión de correas y mangueras

Para que el motor del tractor funcione y los líquidos y gases fluyan, el tractor cuenta con una serie de mangueras de goma por donde circulan. Además, también suelen tener alguna correa. Es imprescindible que prestemos atención a estas partes, pues suelen sufrir desgaste y su rotura o mal estado puede provocar pérdidas que dañen el motor. Hay que reemplazar cualquier correa de goma que veamos que está cristalizada o cualquier manguera que se encuentre en estado de deterioro.

Paso 4. Filtro de aire

La combustión en el motor se produce, en parte, gracias al aire que recibe del exterior. Para que no entre suciedad al motor, la entrada de aire está protegida con un filtro, el filtro de aire. Una vez hayamos localizado esta pieza, debemos comprobar su estado. y dependiendo del modelo, proceder a su limpieza o a cambiarlo.

Al trabajar por terrenos polvorientos, esta pieza capta mucha suciedad, quedando obstruida la entrada de aire al motor. Si el motor no recibe el aire suficiente, su rendimiento no será del 100%, y no solo eso, podríamos provocar incluso daños materiales.

Paso 5. Niveles de aceite

Para comprobar el nivel de aceite del motor, es recomendable que éste esté caliente. Por ello, arrancaremos el tractor unos minutos, lo apagaremos, y pasaremos a verificar el nivel. Para ello sacamos la varilla medidora y comprobamos que el nivel de aceite esté entre el mínimo y el máximo. En caso de no ser así, podemos rellenar o cambiarlo.

En el manual de tu tractor encontrarás cada cuánto tiempo debes realizar el cambio de aceite. Consúltalo y realiza este cambio dentro del margen recomendado por el fabricante.

Paso 6. Fluidos hidráulicos

Este paso es bastante más complicado. Además, requiere de herramientas especializadas. Por esta razón, es recomendable que acudas a un profesional para su revisión. Lo recomendable es hacerlo cada 400 horas de uso.

Paso 7. Almacenaje

Si prevemos que no vamos a utilizar nuestra máquina en un largo período de tiempo, es recomenable seguir una serie de instrucciones para evitar el deterioro:

  • Realiza una limpieza general del tractor antes de guardarlo. Así veremos si hay daños en la pintura que favorezcan la oxidación, evitaremos que los desechos estropeen las partes móviles, etc.
  • Desconectar las baterías para que no se descarguen.
  • Tapa y sella el filtro del aire para evitar que entre suciedad y animales. Con el frío, los animales buscan cobijo y cualquier hueco es bueno. Al sellar esta zona, evitaremos que algún animal obstruya la entrada de aire.
  • Drena los líquidos del tractor. El aceite, el combustible,… son elementos que se descomponen con el paso del tiempo. Es recomendable dejar el tractor vacío.

Estos son algunos de los consejos que os damos desde Iberf Agroformación para que mantengas tus máquinas siempre en buenas condiciones. Ya seas un agricultor experimentado o estés iniciándote como joven agricultor, estos consejos pueden servirte de ayuda.

 

14 enero, 2019

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X