Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información; Legitimación: Consentimiento; Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Impactos ambientales de la agricultura de regadío

La agricultura es una actividad productiva necesaria para el desarrollo de la sociedad. Dentro de todos los beneficios innumerables que tiene y que nos aporta, también debemos reconocer que supone un imparto para el medio ambiente. Por el simple hecho de ser una actividad humana constituye una alteración para el medio. Esto es así porque requiere del uso de determinados recursos naturales como el suelo, compuestos químicos, agua, y todos ellos originan una serie de residuos que pueden ser perjudicales. Aunque los impactos ambientales de la agricultura de regadío (más que en la de secano) son innegables, el grado de afectación al medio es mucho más bajo comparado con otras actividades como la industria.

Como comentamos anteriormente, en la agricultura de regadío existen tres tipos de métodos de riego (por superficie, aspersión o localizado). Cada modalidad supone un grado de impacto en el medio diferente. Por ejemplo, una zona de riego localizado puede afectar a varios aspectos como la alteración en los acuíferos y el clima de la zona (humedad y temperatura del aire). Aún así, se tienen en cuenta algunos matices relacionados con el diseño y el manejo de los riegos en la agricultura de regadío para que también suponga un impacto positivo en el medio ambiente de la zona.

Impactos positivos de la agricultura de regadío

A diferencia de los aspectos negativos de los sistemas de riego en el medio, los positivos son más de carácter subjetivo que cuantitativos. De este modo, podemos reconocer dos beneficios principales de la agricultura de regadío para la zona que ocupa.

En primer lugar es muy destacable la influencia de los sistemas de riego en el paisaje. La implantación de riego y zonas de agua en el terreno aporta un valor paisajístico mucho mayor, una riqueza natural de la que carecen las zonas de agricultura de secano, más áridas.

Por otro lado, tenemos que reconocer la mejora de la biodiversidad y la variedad de especies de animales y plantas que se desarrollan en entornos ricos en agua. Los sistemas de distribución y almacenamiento del agua típico de los sistemas de riego favorecen la presencia de más flora y fauna de la zona.

Aspectos negativos de la agricultura de regadío

Para implantar los sistemas de regadío para este tipo de agricultura es necesario construir una infraestructura apropiada para su buen funcionamiento. Esta actividad humana supone una alteración del medio, que puede incluso afectar a los acuíferos, la modificación de los cursos naturales del agua y cambios en las especies de plantas y animales autóctonas de la zona.

Aunque el problema del derroche de agua no es específico para la agricultura, sino un problema ambiental generalizado, es cierto que casi el 80% del agua que se consume está destinado a la agricultura de regadío. Frecuentemente no se aprovecha un buen uso del agua debido a un mal estado de conservación de de las redes de distribución del agua o del diseño y manejo de los riegos de las propias fincas.

Los principales impactos negativos de los sistemas de riego en cuanto al medio están relacionados con la posible filtración y contaminación que se provoca en el suelo y el agua.

Filtraciones

Durante el riego se pueden producir filtraciones que generarán un deterioro de la calidad del agua y del suelo y, por lo tanto, un impacto en el medio ambiente. Podemos diferencias entre dos tipos de filtraciones:

  • Filtraciones profundas, que origina el movimiento de las sales del suelo hasta las capas donde no alcanzan las raíces. Esto provoca que las sales lleguen a aguas subterráneas o a aguas de retorno que acabarán en caudales naturales. En los peores casos, las aguas del riego pueden además filtrar productos fitosanitarios perjudiciales para las aguas subterráneas.
  • Escorrentía, debido a que la acción del agua puede erosionar el suelo. Si estos sedimentos son arrastrados hasta caudales naturales podría contaminar el agua y afectar a seres vivos y estructuras hídricas.

Erosión del agua

La erosión que provoca el agua en el suelo es el principal problema con el que se encuentra actualmente la agricultura de regadío. El arranque que hace el agua al pasar lleva a la pérdida de las capas más superficiales y fértiles del suelo, lo que supone una degradación tanto del suelo agrícola como del entorno. Los sistemas de riego por aspersión y riego localizado no suelen provocar riesgo de erosión, siempre y cuando estén bien diseñados y manejados. En cambio, el sistema de riego por superficie tiene mucho más riesgo de erosión y de escorrentía. Los principales efectos de erosión que produce este sistema de riego son:

  • Degradación de los surcos de la parcela como consecuencia de un arranque de las partículas y capas superiores del suelo.
  • Aumento de los sedimentos en zonas donde el agua circula despacio. Las partículas se depositan en estas zonas y dificultan la infiltración del agua de riego en el suelo.
  • Deterioro de los canales de la red de desagüe al no estar bien construidos.

Todos los posibles riesgos de erosión del riego por superficie pueden evitarse utilizando protecciones en zonas puntuales donde se generen gran cantidad de sedimentos.

Contaminación por nitratos

Los nitratos están compuestos principalmente por nitrógeno y forman parte de los suelos y las aguas de forma natural. Son uno de los nutrientes fundamentales de las plantas y de otros muchos seres vivos. Como tal, los nitratos son muy beneficiosos e importantes para la agricultura de regadío. El problema lo encontramos cuando se aporta un exceso de nitratos al suelo, como por ejemplo a través del agua de los sistemas de riego, que pueden provocar la contaminación de las aguas para consumo humano, de las aguas subterráneas o de las aguas superficiales.

Tipos de contaminación

El exceso de nitratos en las aguas de consumo humano puede provocar problemas de salud a quienes las consumen. Un agua con más de 100 miligramos de nitratos por litro se consideraría un agua no potable. Este problema, aunque poco común, se puede dar en zonas de agricultura intensiva o de regadío por la gran cantidad de nitratos aportados al suelo a través de abonos y riegos.

La contaminación de las aguas subterráneas por nitratos se produce con el fenómeno de filtración profunda o lixivación. Los nitratos se mueven disueltos en agua de las capas superiores a las más profundas contaminando así las aguas subterráneas. Los métodos de riego que aumentan el riesgo de lixivación son el riego por superficie y por aspersión. Para evitar este suceso basta con realizar un riego con gran uniformidad, evitando las cantidades excesivas de agua.

Por otro lado, la contaminación de las aguas superficiales viene determinada por las aguas de escorrentía. En la mayor parte de los casos, estas aguas acaban vertiéndose directamente a cursos naturales de agua. El exceso de nitratos en las aguas superficiales produce un efecto denominado eutrofización. Básicamente consiste en un desarrollo espectacular de la vegetación de los cauces de agua que provoca:

  • la pérdida de la fauna acuática por el consumo excesivo del oxígeno del agua,
  • la dificultad de discurrir el agua por cauces llenos de vegetación,
  • un impacto visual anti estético de la zona,
  • y reduce la posibilidad de realizar ningún tipo de actividad en ese cauce.

Para evitar todos los posibles riesgos del regadío en nuestra agricultura, los agricultores y personas que se dedican al sector deben tener una buena formación para realizar una gestión sostenible de regadíos, como las que establece el Ministerio de Agricultura. En Iberf Formación Agraria puedes conseguir las capacidades necesarias para llevar a cabo una agricultura sostenible con el medio ambiente y respetuosa con la biodiversidad de tu zona de cultivo.

{"post_type":"course","post_ids":"2895","featured_style":"side","grid_number":"1","grid_excerpt_length":"450","grid_link":"1"}
  • Curso Incorporación Empresa Agraria

    Incorporación a la Empresa Agraria

    febrero 06,2013 / 28 Comentarios

    El objetivo del curso de Incorporación a la Empresa Agraria es facilitar que aquellas personas que se van a dedicar o ya trabajan en la agricultura, ganadería o empresas del sector, alcancen la formación profesional necesaria para afrontar su actividad con las garantías necesarias. Esta formación le permite certificar los requisitos de capacitación y competencias que le son exigibles por la normativa de su Comunidad Autónoma, y poder...

4 julio, 2019

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X