Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información; Legitimación: Consentimiento; Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

EPI para la aplicación de Biocidas

Los EPI son los Equipos de Protección Individual utilizados en en la aplicación de Biocidas y el resto de productos químicos. Los EPI se definen en general como “cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud en el trabajo, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin.

Estos equipos están regulados por la Comisión Europea y, por tanto, deben contener el distintivo de conformidad “CE”. Además, tienen que venir acompañados de folletos informativos sobre las características de utilización, consejos útiles, necesidades de mantenimiento y limpieza y caducidad, entre otras.

La mayoría de las intoxicaciones en la aplicación de Biocidas se producen por una utilización incorrecta del EPI. Por este motivo, es importante conocer los diferentes tipos de equipos y las zonas que protegen, ya que el 70% de las intoxicaciones se originan por vía cutánea y respiratoria.

Tipos de equipos de protección en la aplicación de Biocidas

Los tipos de Equipos de Protección Individual se clasifican en función de la parte del cuerpo a la que protegen.

Equipos de protección de la piel

La piel es una de las vías de intoxicación más frecuente. Los EPI están preparados para aislar la piel del aplicador de Biocidas de los compuestos químicos de los productos. Encontramos diferentes protectores según la zona del cuerpo:

  • Protección del cuerpo. Éste debe protegerse con trajes que cubran, principalmente, piernas y brazos. Estas partes son las más vulnerables ante salpicaduras del producto. Además, deben ajustarse al cuello, muñecas, cintura y tobillos para evitar la entrada de biocidas por aberturas.
  • Protección de los pies. Los pies son la parte más en contacto con los biocidas, junto con las manos. El riesgo puede venir tanto por salpicaduras como por el exceso de producto que puede quedar en el suelo. El calzado adecuado son unas botas cerradas e impermeables, altas y de goma.
  • Protección de las manos. Para cubrir la zona que primero está en contacto con los productos biocidas se utilizan unos guantes. Éstos serán impermeables, de látex natural o de goma de nitrilo (los más recomendables). Tienen que quedar por dentro de las mangas del traje para asegurar una aplicación de Biocidas sin riesgos.
  • Protección de los ojos y la cara. Los ojos y la cara están muy expuestas a recibir gases o restos de producto que pueda salpicar, tanto líquido como sólido. Para evitarlo utilizaremos gafas de protección, viseras o pantallas con ventilación directa o por medio de válvulas.

Equipos de protección de las vías respiratorias

Las vías respiratorias son una puerta de entrada de contaminantes al organismo muy peligrosa. Para evitar que inhalemos esos polvos, líquidos o gases utilizaremos EPIs especiales para la protección respiratoria.

  • Equipos de presión positiva o motorizados. La respiración la realizamos gracias a un caudal de aire continuo movido por un ventilador. El aire pasa a través de filtros antes de llegar al equipo de protección de la cara.
  • Equipos de presión negativa. En este caso, el paso del aire durante la aplicación de Biocidas se realiza por la propia inhalación de la persona. Existen dos tipos: sin mantenimiento, se basan en una mascarilla y un filtro que cubre la nariz y la boca; y con mantenimiento, compuesto por un adaptador facial reutilizable y filtros desechables.
  • Filtros. Son el elemento más importante de los protectores de vías respiratorias. Se clasifican en tres tipos según la forma de retener al contaminante. Los filtros mecánicos retienen partículas sólidas gracias a sus mallas de fibra. Los químicos retienen gases o vapores por miles de microporos de carbón activo impregnado con un tratamiento químico específico. Y por último, los mixtos protegen al mismo tiempo gases y polvos o partículas en suspensión. En general, en la aplicación de Biocidas para la higiene veterinaria se aconseja el uso de filtros mixtos.

La protección de la salud y la seguridad de las personas en la aplicación de productos biocidas es uno de los puntos más importante del curso de Aplicador de Productos Biocidas de Uso Ganadero. En éste se desarrollan todos los puntos existentes en materia de prevención de riesgos laborales y los Equipos de Protección Individual necesarios para la aplicación de productos Biocidas. Infórmate sobre el curso en Iberf Formación Agraria o a través de nuestras redes sociales.

3 septiembre, 2019

Iberforma Business España S.L.U, utiliza cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Consulta la Política de Cookies. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X