Llamarme

Evolución y características de la empresa agraria

La evolución de la empresa agraria ha experimentado un profundo cambio en los últimos años. El empresario agrario, como lo conocemos actualmente, ha pasado de ser considerado agricultor a empresario. Este cambio se debe, en parte, a la política agraria común, a la modernización agraria y a la globalización de la economía. Estos cambios los hemos visto reflejados en el ajuste estructural del sector agrario. Es decir, menos empresas agrarias pero de mayor tamaño, menor población activa en el mundo agrario…

Para conseguir progreso en el medio rural se debe tener presente a la agricultura como eje de la actividad económica. No debemos olvidar que el sector agrario, a pesar de los cambios en la sociedad y en la actividad económica, sigue siendo un sector estratégico para mantener el tejido social rural.

En el panorama español, al igual que ocurre en Europa, el sector agrario está en continuo cambio. Estos cambios son particulares y diferentes al resto de sectores productivos, pues ningún otro sector posee una política común como la de la agricultura.

La forma en que se ha ejercido la actividad en los últimos 20 años ha cambiado de forma acelerada para España. Esto ha supuesto una mejora tanto en productividad como en las formas de gestión.

A pesar de sus características diferenciales, el sector agrario tiene en común con el resto de los sectores que está constituido por unidades productivas que organizan empresarialmente bienes y derechos con fines de mercado. Estas unidades productivas tienen dimensiones, eficiencias y regímenes jurídicos muy diversos. En el sector agrario, como en cualquier otro, hay empresas grandes y pequeñas, personales y societarias, empresarios autónomos con o sin trabajadores asalariados y empresas más o menos eficientes.

La empresa agraria

Aunque es una obviedad, una empresa agraria es aquella que realiza actividades agrarias. Pero, ¿qué es una actividad agraria?

La actividad agraria es aquella que emplea la tierra para obtener productos vivos (plantas y animales). El objetivo es obtener recursos del suelo, transformando sus sustancias físico-químicas en organismos vivos de manera controlada.

Sus características

  • Factores de producción incontrolables: Dependencia total de la materia viva (suelo), clima, etc.
  • Complejidad en los procesos de producción: La empresa agraria ejecuta simultáneamente diversos procesos productivos, ya que es la única forma de utilizar toda la capacidad productiva existente (tierra, mano de obra y capital). Precisamente el nuevo concepto de multifuncionalidad pone de manifiesto entre otros aspectos esta apreciación.
  • El tiempo como parte del proceso de producción:Los procesos de producción no se pueden acortar más de lo posible climática y genéticamente según la naturaleza viva de la producción a obtener. Esto crea una cierta dependencia de la meteorología en primer lugar, y de las multinacionales en segundo lugar, para obtener aquellos inputs que le garantizan su producción. Aunque el progreso agrícola ha sido significativo en lo últimos años, aún se encuentra a distancia de la velocidad del progreso industrial.
  • Heterogeneidad de las producciones: Mientras que la empresa industrial es capaz de predecir su ritmo de producción, el empresario agrario debe esperar las cosechas para conocer sus rendimientos la calidad de las mismas.
  • Instalaciones obsoletas: Además del grado de obsolescencia, el ritmo de sustitución de instalaciones, maquinarias, etc., ha sido inferior en la agricultura con relación al sector industrial. Este condicionante ralentiza en cierta forma, el proceso de modernización de la empresa agraria.
  • Tamaño medio reducido: La mayor parte de las empresas agrarias en Europa y en España presentan un tamaño desigual. Esto las aleja de los beneficios obtenidos por empresas de mayor tamaño de otros sectores, capaces de aprovechar las correspondientes economías de escala.
  • Escasez de formación a todos los niveles: Elevada edad media de los empresarios agrarios, a lo que se une la problemática de la sucesión en la empresa agraria. El nivel de rotación en los cuadros directivos de cualquier empresa industrial o de servicios supera ampliamente al de la empresa agraria.

 

En Iberf Agroformación ofrecemos el curso de incorporación a la empresa agraria, para que prepares con una base sólida tu futuro empresarial en este sector.

14 diciembre, 2018

Utilizamos cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X