Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información; Legitimación: Consentimiento; Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Eficiencia en los sistemas de riego localizado

Ante la falta de precipitaciones en gran parte del territorio español, los agricultores deben implantar en sus explotaciones técnicas más eficientes en el manejo y la conservación del agua. Una de las más eficientes consiste en la aplicación de agua sobre la superficie del suelo (o bajo él) a través de tuberías a presión y emisores que solo mojan la parte del suelo más próxima a la planta, donde se desarrollan las raíces. Este tipo de sistemas de riego se conocen como riego localizado y la zona de suelo mojado se denomina bulbo húmedo.

La función principal de este tipo de sistemas de riego es la de ser soporte físico de las plantas, así como proporcionar el agua y los nutrientes necesarios en un volumen reducido.

Ventajas de los sistemas de riego localizado

1. Permiten aportar los fertilizantes necesarios

Los sistemas de riego localizado permiten también la aplicación de fertilizantes. Gracias a estas técnicas, el aporte puede realizarse en pequeñas cantidades y con una alta frecuencia: muchos riegos con una cantidad de agua y fertilizante reducida en cada uno de ellos.

2. Niveles constantes y uniformes de agua en el suelo

Gracias al aporte continuo y regulado, el contenido de agua en el suelo se mantiene en unos niveles casi constantes. De este modo se evitan grandes fluctuaciones de humedad del suelo, que podrían afectar a la producción del cultivo. La planta podrá extraer el agua del suelo en unas condiciones óptimas de manera continua. Estos niveles pueden regularse en función del tipo de cultivo y sus necesidades. Así, para cultivos como el olivar o los frutales, podremos configurar frecuencias de riego más bajas con dotaciones de agua más altas.

3. Ahorro importante de agua

Los sistemas de riego por goteo facilitan un ahorro de agua frente a otros tipos de riego, como el de superficie y aspersión. Esta reducción en el gasto de agua es posible gracias a:

  • La posibilidad de controlar fácilmente la lámina de agua aplicada.
  • La reducción de la evaporación directa.
  • La ausencia de escorrentía.
  • El aumento de uniformidad de la aplicación al reducir la filtración profunda o la percolación.

4. Evitan el daño por salinidad en las plantas

La aplicación localizada y frecuente de agua evita el daño por salinidad en las plantas gracias a la reducción de la concentración de sales en la zona de actividad de las raíces. El riego localizado permite que las sales se concentran en zonas no accesibles para las raíces de las plantas, mientras que se mantienen diluidas en la zonas de actividad radicular.

5. Los sistemas de riego localizado reducen la infestación por malas hierbas

No solo reduce la infestación por malas hierbas, si no que también facilita su control. Las zonas de suelo mojado están localizadas y podremos impedir que las malas hierbas aparezcan en las fases más delicadas de las plantas, como la fase de crecimiento o la juvenil. Por otra parte, suponen un ahorro en las labores de cultivo, ya que en las zonas secas no aparecerán.

6. Ahorro económico

El riego localizado reduce la necesidad de mano de obra para la aplicación de agua en la parcela, lo que reduce los costes para el titular de la explotación.

7. El riego localizado no interfiere en el calendario de labores de la explotación

Las tareas de eliminación de malas hierbas, tratamientos manuales, poda, recolección, etc. no se verán afectadas por el riego. Esto es especialmente importante en el caso de cultivos que deben adaptarse a la demanda de los mercados, como los frutales o los hortícolas, ya que el riego no interferirá en la recogida de la producción.

Los diferentes sistemas de riego localizado, como el riego por goteo, por tuberías emisoras y por microaspersión y microdifusión permiten una mejora en la eficiencia del agua y del riego de los cultivos. El Plan de Desarrollo Rural de cada Comunidad Autónoma cuenta con un presupuesto destinado a la instalación y mejora de los sistemas de riego de las explotaciones que nos lleven al establecimiento de una agricultura más sostenible y respetuosa con los recursos naturales.


Gracias al curso online de Mejora de la eficiencia de los sistemas de riego: riego localizado de Iberf Agroformación contarás con los conocimientos y las capacidades necesarias para mejorar y modernizar tus explotaciones. Solicita las ayudas de financiación para la implantación de sistemas de riego eficiente de tu Comunidad Autónoma.

23 marzo, 2020

Iberforma Business España S.L.U, utiliza cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Consulta la Política de Cookies. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X