Llamarme

Responsable del fichero: Iberforma Business España S.L.U; Finalidad: envío de información; Legitimación: Consentimiento; Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros; Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos. Puedes consultar información adicional y detallada en nuestra Política de Privacidad.

Bienestar Animal en explotaciones ganaderas en Extremadura

El concepto de Bienestar Animal en las explotaciones ganaderas viene motivado por la creciente preocupación por las condiciones higiénicas y sanitarias de los animales durante su vida. El bienestar de los animales durante el proceso productivo afecta a la calidad y la seguridad alimentaria y repercute en la materia prima final. Por este motivo, desde la Unión Europea se motivan las actuaciones de formación y concienciación para que el personal que trabaja con los animales esté preparado y la manipulación de los mismos sea la adecuada.

La definición de bienestar animal hace referencia a un estado de salud mental y físico en perfectas condiciones, donde los animales se encuentran cómodos y seguros en el lugar donde residen. Estas condiciones son obligación de las propias explotaciones ganaderas y de las personas que en ella trabajan. Para que el bienestar animal en las explotaciones ganaderas esté reconocido, deben establecerse unas serie de principios básicos.

Principios básicos del bienestar animal en explotaciones ganaderas

Los requisitos que se deben cumplir en los animales y en los espacios en los que se encuentran son los siguientes:

  • Los animales tienen que encontrarse en un buen estado de salud.
  • Tienen que cumplirse las cinco libertades básicas: estar libres de sed, hambre y desnutrición; estar cómodos y sin molestias físicas ni térmicas; libres de dolor, lesiones y enfermedades; que puedan expresar su comportamiento natural; y no tener miedo ni angustia.
  • El uso de animales, de la forma que sea, implica una responsabilidad ética de velar por su bienestar.
  • El bienestar animal está estrechamente ligado con la mejora de la productividad y, por ello, el aumento de los beneficios económicos.

Por su parte, la Ley de Protección Animal marca unas obligaciones a los poseedores y a los dueños de los animales:

  • Tienen que estar en buenas condiciones higiénico- sanitarias. Esto estará controlado por tratamientos y asistencia veterinaria periódica.
  • El alojamiento tiene que ser el adecuado en función de la raza o especie.
  • Alimentación buena y necesaria para su desarrollo.
  • Proteger y cuidas a los animales de agresiones, situaciones de riesgo o peligro, molestias e incomodidades que otros animales o personas puedan ejercer sobre ellos.
  • Denunciar las pérdidas de los animales.
  • Tener al día todas las autorizaciones, licencias o permisos exigidos por la ley.
  • Tener a todos los animales inscritos en sus registros correspondientes.

Factores que condicionan el Bienestar Animal

Como mencionamos anteriormente, el Bienestar Animal en las explotaciones ganaderas está asociado a la producción animal y su calidad. Mantener a los animales en un ambiente artificial, diferente al de su naturaleza, interfiere en la calidad de los productos. Cuando los animales no se sienten cómodos y no están bien cuidados, la carne que se obtiene de ellos será mucho peor. Estas condiciones de Bienestar Animal no sólo tienen que darse en la explotación, sino también durante el transporte y el sacrificio. El buen trato continuo favorecerá el producto final y, además, se estarán cumpliendo con todas las normas recogidas en la ley sobre protección animal.

¿Cuáles son?

Los principales factores que condicionan el Bienestar Animal en las explotaciones ganaderas se pueden englobar en cuatro grupos:

  • El manejo de los animales. Ésto está relacionado con la disponibilidad de alimento y agua, calidad del mismo según especie y etapa fisiológica, buenas condiciones higiénico sanitarias de las instalaciones… También es importante tener en cuenta la necesidad de cada especie o raza con el grupo; algunos animales necesitan permanecer en grupo para sentirse más cómodos.
  • Las instalaciones. El espacio en el que se desarrollan los animales es de vital importancia. La explotación ganadera tiene que estar diseñada conforme al fin zootécnico y a la etapa fisiológica de los animales que en ella se encuentran.
  • El clima. Este factor se clasifica en dos grados. Los condicionantes directos, que tienen que ver con la temperatura, humedad, radiación solar y movimiento del aire. Por otra parte, las condiciones indirectas, relacionadas con la pluviometría, la luz, nubosidad y presión atmosférica. Ambos determinan el grado de confort de los animales y favorecen o limitan la presencia de enfermedades.
  • El movimiento de los animales. En este campo se considerarían tanto los movimientos dentro de la explotación como el transporte de los animales.

Realiza el curso de Bienestar Animal en explotaciones ganaderas en Extremadura con nosotros. Infórmate de los diferentes cursos según especies y consigue la mejor formación del mercado.

4 octubre, 2019

Iberforma Business España S.L.U, utiliza cookies própias y de terceros para mejorar nuestros servicios, elaborar estadísticas y facilitar la conexión con las redes sociales. Consulta la Política de Cookies. Si haces click en Aceptar consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la Configuración de Privacidad a través del enlace.

Privacy Settings saved!
Configuracion de Privacidad

Cuando visitas una web, esta puede almacenar y acceder a determinada información de tu navegador, principalmente en forma de cookies. Puedes controlar estos ajustes desde aquí.

Estas cookies son necesarias para que la web funciones y no pueden ser desactivadas.

Utilizamos estos datos para gestionar tu cesta y proceso de compra.
  • woocommerce_cart_hash
  • woocommerce_items_in_cart

Rechazar
Aceptar
X